Cómo escribir OKR efectivos sin fallar en el intento
Cómo escribir OKR efectivos sin fallar en el intento

¿Como redactar OKRs anuales correctamente y pasarlos a trimestres? Lo resolvemos en este post

ARTÍCULOS
8 minutos de lectura
Comparte en:
tomaspando-150x150
Tomás Pando
Cofundador de Master Me Up
kelly-sikkema--q69Jfp6MtM-unsplash
Comparte en:
lunes, septiembre 19, 2022

Fijar objetivos empresariales es un paso fundamental en cualquier organización para mejorar o cambiar aspectos que aporten crecimiento.

¿Pero qué sucede cuando intentas establecer metas con herramientas tradicionales como KPI, SMART o tableros de comandos sin ver resultados? Es ahí donde te preguntas, “¿qué puedo hacer?”.

La solución ya la están implementando desde hace un buen rato empresas reconocidas que crecen sin parar y de las que nos preguntamos cuál será el secreto.

🤔 Aquí va la respuesta…

Le están apostando con todo a la fijación de objetivos con el método OKR.

Es el método que pone a volar las aspiraciones empresariales y acelera la motivación de un equipo para lograr grandes resultados.

Pero antes de entrar en materia, vamos por paso…

Qué es OKR

OKR (Objetives and Key Results) es un método utilizado para establecer objetivos y resultados claves que nos permitan alcanzar metas.

Quizás, ya lo conoces y has intentado redactar tus aspiraciones sin éxito, por lo que tal vez dijiste “¡no, esto no funciona!”.

Sin embargo, allá afuera hay empresas como Google, DAP, Netflix, entre otras, sacando tooodo el provecho a quien parece ser uno de los métodos más efectivos (o el más efectivo) en la actualidad.

Si al principio te parecía fácil aplicar este sistema, pues no, todo tiene su ciencia. Pero no te preocupes, aquí vas a descubrir la fórmula para que redactes tus OKRs con facilidad y de una manera exitosa.

¿Por qué redactar tus objetivos con OKR?

Si ya estás harto de utilizar herramientas tradicionales que no te dejan claro tus objetivos, es momento de buscar alternativas.

Cuando no tienes del todo claro una dirección en tu empresa, lo demás se debilita. Cambias objetivos a mitad de camino, tu equipo no sabe a dónde rayos va, no hay armonía, se presentan los fallos, las frustraciones y las grandes perdidas. Es una cadena.

En cambio, cuando redactas tus objetivos con OKR, lo primero que te ahorras es tiempo y horas de esfuerzo, ¿por qué? Porque es un método que te ayuda a identificar únicamente lo importante, aquellas acciones que son verdaderamente relevantes y que aportan al alcance de objetivos.

Redactar objetivos con el método OKR hace que tengas una planificación como lo hacen las grandes; además de conseguir claridad, orden y enfoque en tus aspiraciones, este método alimenta la motivación de tu equipo y lo alinea en una misma dirección.

Redacción de objetivos con métodos tradicionales vs OKR

Seguramente te preguntas qué me aporta este método que no lo hacen otros. Vamos al punto sin tanta vuelta.

Fijación de objetivos tradicionales:

Buscan el qué.

Son anuales.

Son privados

Se crean de arriba hacia abajo.

Son atados al salario.

Tienen aversión al riesgo.

Fijación de objetivos con OKR:

Buscan el qué y cómo.

Son trimestrales y mensuales.

Se hacen públicos y transparentes.

Se fijan horizontales y transversales.

No se asocian al salario.

Son agresivos e inspiracionales.

Cómo redactar objetivos con OKR

Abróchate el cinturón y vámonos a la luna para que aprendas a redactar OKRs como lo hacen organizaciones de élite. Olvídate de los fallos y las frustraciones en medio del camino y vamos a planificar como tiene que ser.

Lo que debes saber antes de redactar OKRs:

“Qué queremos” es nuestro “objetivo”.

“Cómo lo vamos a alcanzar” son nuestros “logros”.

“Qué haremos para lograrlo” se refiere a “tareas”.

Partiendo de aquí, la redacción de OKRs plantea lo siguiente: 👇

Materializar tareas relevantes ➡ para alcanzar logros ➡ que faciliten la materialización de objetivos.

Veamos algunos ejemplos.

Ejemplo de redacción de OKR

Un equipo de ventas e-commerce se ha planteado el objetivo de aumentar las ventas en España.

Paso 1: Fijar el objetivo, en este caso sería: “aumentar las ventas en España”.

Cabe señalar que al momento de redactar el objetivo no es necesario que tenga una métrica en particular, ya que para eso están los logros o KR que veremos a continuación. El objetivo debe ser corto y conciso.

Paso 2: Definir logros o resultados claves que nos lleven a materializar este objetivo. Por ejemplo:

KR 1 – Obtener 20 mil USD en ventas.

KR 2 – Nueva categoría de producto lanzada.

KR 3 – Reducir 5% las devoluciones.

Como puedes ver, si obtenemos todos los resultados, conseguiremos el objetivo.

👀IMPORTANTE: Los resultados claves generalmente tienen una métrica que nos permiten hacer seguimiento. Sin embargo, se pueden combinar tanto resultados claves (que incluyen métrica) como tareas únicamente relevantes.

En el ejemplo anterior, se puede identificar el KR1 y KR3 como “logros” y el KR2 como “tarea”.

Ahora bien, salimos un poco de lo básico.

Cómo pasar OKRs anuales a trimestrales

Uno de los fundamentos que te voy a dejar al descubierto tiene que ver con algo que se conoce como el cono de la incertidumbre. Aquí le daré respuesta al porqué los OKRs son trimestrales o mensuales y no anuales como los tradicionales.

Y se debe a que 🥁…

Podemos predecir lo que sucederá mañana.

Podemos estimar lo que sucederá en un mes.

Pero me miento a mi mismo si digo lo que sucederá en un año.

Y este es el mayor error de muchas empresas al fijar objetivos con métodos tradicionales. No podemos tener un control de las cosas que van a suceder de aquí a 10 meses en un mundo tan cambiante, ¿no es así?

Hay empresas que intentan sustituir objetivos a mitad de año y es peor el remedio que la enfermedad. Pierden una locura de tiempo, malgastan recursos, esfuerzos y, al final, los resultados son iguales o quizás peores.

Cuando redactas tus objetivos con OKRs, puedes hacerlo de forma trimestral, apuntando a objetivos anuales. De esta manera tienes tiempo de validar, corregir, armar estrategias, medir resultados, optimizar recursos, entre otros.

Y la tarea es la siguiente.

Ejemplo de objetivos trimestrales con OKR

Paso 1: Establece un objetivo que sea inspirador, por ejemplo:

¡Aumentar mi facturación a grandes niveles!

Paso 2: Fijamos los KRs como lo hicimos en el ejemplo anterior.

KR1: Incrementar ventas de 50 mil a 100 mil.

KR2: Captar a 20 nuevos clientes grandes cuentas.

Paso 3: Este objetivo anual lo trasladamos a bloques o “Q”, los cuales son segmentados para diversas áreas involucradas con el objetivo, ya sea ventas, finanzas, operaciones, entre otros.

Cada bloque se propone logros que deben ser cumplidos en un plazo de 3 meses.

Seguimos con el ejemplo:

Q1 Área de Ventas Objetivo: Alcanzar récord en ventas.

KR1: Aumentar a 65 mil en ventas.

KR2: Incrementar precio de 10 a 12

KR3: Firmar con 7 nuevos clientes grandes cuentas.

Si te das cuenta, es como si dividiéramos el objetivo anual en cuatro etapas y centramos los esfuerzos en cumplir al menos el 25% del objetivo cada 3 meses (claro, siempre apuntamos un poco más allá del 25%).

Un trimestre es un periodo de tiempo lo suficientemente largo para planificar y corto para ejecutar. De esta manera podemos tener mayor control del contexto, más enfoque, más motivación y, por ende, mayores posibilidades de lograr nuestras metas. 💪

Conclusión

Esto solo es una pequeña muestra de la redacción de OKRs, un sistema que pocas empresas aplican por parecer complejo, pero que es más fácil de lo que parece y súperefectivo para crecer a nivel empresarial.

Si quieres saber un poco más sobre el tema, te invito a un Sprint donde aprenderás de verdad cómo redactar OKRs como lo están haciendo empresas referentes y adaptarlo a tu realidad.

Prometo que en solo 15 días vas a definir correctamente los objetivos y las acciones certeras que montarán en un cohete a tu organización. 🚀 ¿Te apuntas?

¿Te fue útil esta nota?

Respuestas

5/5

¿Cómo sacar lo máximo de Master Me Up?

Hemos diseñado una membresía a medida para managers, emprendedores y vendedores que quieren aprender a su ritmo, poniendo las manos en la masa y acompañados por expertos durante todo el viaje.
Tomás Pando
Co-Fundador de Master Me Up
Emprendedor con 14 años de experiencia liderando equipos distribuidos. Mentor especializado en OKR luego de haber acompañado a más de 150 empresas en sus procesos de adopción.
tomas pando

Comparte en:

Suscribete a nuestro Newsletter y forma parte de la Comunidad