3 razones para trabajar de forma remota
3 razones para trabajar de forma remota

Te mostramos razones de porqué hoy trabajar remoto puede hacer funcionar mejor tu organización

ARTÍCULOS
15 minutos de lectura
Comparte en:
tomaspando-150x150
Tomás Pando
Cofundador de Master Me Up
image-5
Comparte en:
miércoles, septiembre 14, 2022

‘En la oficina hacemos todo más rápido’. ‘En la oficina nos comunicamos mejor’. Todos hemos escuchado alguna razón para no trabajar de forma remota.

Pero si esto es así ¿Por qué son cada vez más los equipos que cambian a esta forma de trabajo?

Y no solo en los últimos meses. Ya en el 2017, de acuerdo a un informe de GWA y FlexJobs, el número de trabajadores remotos se había duplicado en comparación con la década anterior.

Sin duda, los avances tecnológicos -como las plataformas colaborativas- han hecho posible esta nueva forma de trabajar, pero esto solo no explica por qué es cada vez más común en todo el mundo. Otros datos .

Distracción

Para muchos, los espacios de trabajo abiertos, pensados para ser colaborativos, son una distracción. Y las interrupciones constantes hacen que sea más difícil enfocarse, lo que disminuye la productividad.

En un artículo llamado ‘El ‘cómo’ y el ‘por qué’ de un equipo totalmente distribuido’ de Parse.ly, Andrew Montalenti escribe:

“Los ingenieros de Parse.ly informan que la mayor ventaja de trabajar en un equipo completamente distribuido es poder concentrarse en el trabajo y, por lo tanto, producir mejores cosas. Casi todos en nuestro equipo vienen de trabajos de oficina donde las personas sentadas al lado los interrumpían todo el día”

Esto concuerda con estudios que muestran que una de las mayores distracciones en las oficinas es la comunicación en tiempo real (o comunicación sincrónica).

Pero la baja productividad no es el único problema de que los trabajadores sean interrumpidos todo el tiempo. Algunas investigaciones muestran además que estos trabajadores intentan compensar estas distracciones trabajando más rápido, lo que genera “más estrés, más frustración y más esfuerzo”.

Tiempo de desplazamiento

El aumento del costo de la vida en los grandes centros tecnológicos ha dado paso a deslazamientos cada vez más largos, que reducen el tiempo de descanso.

Hoy, no es raro pasar más de 2 horas por día tan solo desplazándonos al o del trabajo. Por ejemplo, en una nota del 2017 para el New York Times, Conor Dougherty and Andrew Burton documentaron los viajes de 6 horas de trabajadores de oficina en San Francisco que ya no podían vivir cerca de su lugares de trabajo. El trabajo remoto nos da una alternativa a esta realidad.

Otro dato: cada vez más trabajadores prefieren viajar menos a ganar más. Según una investigación de Qualtrics y Accel Partners, el 76% de los trabajadores de menos de 30 aceptaría ganar menos para trabajar en una empresa remota.

Los nuevos equipos de trabajo

Más allá de esto, es cada vez más raro encontrar equipos en los que nadie trabaje de forma remota. Lo más común es encontrar equipos formados por personas trabajando desde la oficina y personas trabajando a distancia (por algún tiempo o de forma indeterminada). Por ejemplo, una encuesta de Buffer a diferentes empresas sobre trabajo remoto muestra que el 40% de los encuestados tienen a parte de su equipo trabajando fuera de la oficina.

La oficina como único espacio de trabajo es un concepto cada vez menos realista. Y en un mundo donde pasamos la mayor parte del día frente a un ordenador, debemos preguntarnos si tener que movernos todos los días a la oficina, o mantener costosos espacios de trabajo, tiene alguna ventaja más que ver todos los días a nuestro equipo en una sola locación.

La ventaja remota

Pero el trabajo remoto no es solo una solución a los problemas y desafíos de los espacios de trabajo físicos, tiene otras ventajas.

Por un lado, cada vez es más difícil encontrar y retener al mejor talento, sobre todo en los centros tecnológicos competitivos. Por ejemplo, según un informe de LinkedIn, el tiempo promedio de un empleado en una empresa de tecnología es de 2 años. El trabajo remoto hace que en lugar de centrar los esfuerzos de contratación en un área competitiva, podamos contratar trabajadores calificados de todo el mundo, sin competir con ‘gigantes’.

Esto además, es una forma llegar a más mercados. En palabras de Devin Bramhall, Director de Marketing de Animalz: “Debido a que nuestros empleados están distribuidos, es más fácil atender a clientes en todo el mundo, lo que nos da una mayor base de clientes potenciales”.

Por otro, los equipos remotos tienen más habilidades de comunicación. Y la razón es que necesitan tenerlas: en un equipo remoto, no tenemos la posibilidad de pasar por el escritorio de alguien para resolver un problema en persona. La transparencia es una necesidad.

Por último, hay ahorros de costos. El trabajo remoto no solo reduce la rotación de empleados (que rápidamente se vuelve costosa), sino que también reduce los gastos generales, como los costos de los espacios de trabajo.

 

El trabajo remoto es la primera forma de trabajo geográficamente independiente.

Para algunos, esto representa la libertad para trabajar y recorrer el mundo. Para otros, la posibilidad de poder trabajar en el lugar en el que vivieron toda la vida, rodeados de familiares y amigos.

En otras palabras: por primera vez en la historia, podemos perseguir metas profesionales sin renunciar a todas las demás.

Sabemos que esta forma de trabajo tiene un largo camino por recorrer, pero estamos seguros de que no es una ‘moda’. Es el futuro.

¿Te fue útil esta nota?

Respuestas

5/5

¿Cómo sacar lo máximo de Master Me Up?

Hemos diseñado una membresía a medida para managers, emprendedores y vendedores que quieren aprender a su ritmo, poniendo las manos en la masa y acompañados por expertos durante todo el viaje.
Tomás Pando
Co-Fundador de Master Me Up
Emprendedor con 14 años de experiencia liderando equipos distribuidos. Mentor especializado en OKR luego de haber acompañado a más de 150 empresas en sus procesos de adopción.
tomas pando

Comparte en:

Suscribete a nuestro Newsletter y forma parte de la Comunidad