Javier Martín de Futurizable

Sobre cómo hacer parte a los demás y dejar de dar órdenes

Creo que se están produciendo cambios radicales en las personas, en los intereses de las personas, y que hay que adaptarse. Las personas ya no se conforman con seguir las órdenes de alguien, quieren entender por qué hacen las cosas.

Futurizable es una newsletter sobre el futuro de la tecnología y el impacto que tendrá en la economía; que desde el 2016 ayuda a founders, managers y startups a navegar la disrupción digital, y adelantarse a los cambios.

Desde 2017, el proyecto es parte de Sngular, un equipo internacional que une diferentes soluciones tecnológicas y metodologías ágiles para potenciar la transformación digital y acelerar el cambio en las organizaciones.

Pero a nosotros, Futurizable nos recuerda lo importante que es pensar en equipo, hacer parte a los demás, y entender por qué hacemos lo que hacemos.

En este episodio, le preguntamos a Javier por qué la transparencia es cada vez más importante, por qué hay que empezar por la estrategia, y por qué deberíamos depender menos de las herramientas.

Los mejores momentos:

Tomás: ¿Qué ves en los emprendedores que sobreviven a los 3 primeros años?

Javier: No he conocido al emprendedor que es un genio, lo que he visto es a personas que tienen una idea, se ponen a trabajar y no paran hasta que consiguen sacarla adelante. Creo que esa capacidad de estar enfocado en algo hasta que lo consigues es lo que hace la diferencia.

Tomás: ¿Qué tan importantes son las metodologías ágiles para las organizaciones?

Javier: Por un lado están las herramientas, las metodologías y por otro está la cultura. En una startup es más importante la cultura; por ejemplo, el concepto de transparencia, de colaboración. Eso lo tienes que tener desde el comienzo. Que se siga una metodología no es tan importante. Lo es en un estado intermedio, donde hay que tener una serie de reglas, hay que organizarse, y se empiezan a ver problemas que se pueden eliminar si todos entienden qué hay que hacer y cómo.

Tomás: ¿Y en las organizaciones mas grandes?

Javier: En las grandes organizaciones son elementales, porque esas herramientas ayudan al cambio cultural. Es difícil que el cambio cultural ocurra solo porque el CEO escriba cartas a sus empleados diciéndoles que tienen que ser más colaborativos o transparentes.

Tomás: ¿Qué es más importante: la cultura o la estrategia?

Javier: La cultura es algo que tienen las personas. Son los valores. Esos valores definen la cultura, y la cultura determina los objetivos que se proponen como empresa. Y eso es más importante que la estrategia; lo que no quiere decir que hay que eliminar la estrategia, porque es difícil que una startup tenga una cultura desde el comienzo, la cultura llega después. Por eso, en una gran empresa la cultura gana, pero en una startup hay que empezar por la estrategia.

Tomás: ¿Qué cambios ves en la forma de trabajar hoy?

Javier: Creo que se están produciendo cambios radicales en las personas, en los intereses de las personas, y que hay que adaptarse. Las personas ya no se conforman con seguir las órdenes de alguien, tienen otros intereses. Además, cada vez es más importante la transparencia, porque quieren entender por qué hacen las cosas.

Tomás: ¿Cómo empezamos a cambiar la cultura de una organización?

Javier: No es algo que tiene que decidir uno, hay que hablarlo en equipo, para que todos decidan cómo van a cambiar. Podemos empezar a introducir dinámicas que fomenten la participación. Se puede plantear: tenemos un problema, vamos a pensar, no voy a ser yo el que tome todas las decisiones. El líder tiene que comunicar que solo no puede hacer todo, tomar todas las decisiones, que necesita que los demás sean parte.

Tomás: ¿Qué aporta OKR a las compañías?

Javier: Antes era: acá están los objetivos, los ponemos en la pared ¿Pero qué pasa con las personas? Porque por más que vea que mi empresa quiere estar más cerca de los clientes, si yo no me relaciono con los clientes porque soy un programador, no hay forma de que pueda sentirme parte de eso. Pero si hay OKR para todos los equipos, para todas las personas, todos ven que lo que hacen aporta valor a la organización.

Tomás: ¿Quiénes están usando OKR hoy?

Javier: En España son sobre todo las startups las que están empezando a utilizarlo. Para un emprendedor es importante saber en qué están trabajando las personas de su equipo, sobre todo para no pedir cosas que interfieran con el trabajo; y para los equipos es importante tener OKR para poder decir: estoy trabajando en esto, no puede distraerme con otras cosas porque no voy a conseguir mis objetivos.

Tomás: ¿Qué piensas de las herramientas para gestionar OKR?

Javier: No recomiendo las herramientas porque la gente cree que por usar una herramienta va a ser capaz de utilizar bien un sistema y no es así. La herramienta te sirve si entiendes cómo funciona la metodología. Y para entenderla, con una hoja de Excel es suficiente. Porque si no, dependes de la herramienta, y esa herramienta no hace nada que no le digas que haga. Entonces creo que hay que pasar por una etapa en la que los OKR son más importantes que los CFR, pero luego llega el momento de hacer revisiones, de mirar si los OKR de todos están ayudando a conseguir los objetivos generales.

Qué aprendimos en este episodio:

  • No cambiarás la cultura de tu organización escribiendo cartas a tus empleados.
  • Las personas están cambiando, y las empresas necesitan adaptarse.
  • No puedes tomar todas las decisiones, necesitas hacer que los demás sean parte.

La contribución de Javier:

Cada invitado nos deja una contribución, y Javier nos invita a escribirle a [email protected] con información sobre nuestros proyectos, para darles visibilidad en Loogic y sus redes sociales.

Links:

Walden, de Henry David Thoreau.

Más sobre Javier:

https://www.linkedin.com/in/loogic/

https://futurizable.com

>