7 tips para comunicarte de forma asincrónica con tus equipos

Evita estos errores comunes trabajando a distancia

Tomás Pando

· 3 minutos de lectura

A medida que el trabajo remoto se hace más común, también se hacen más comunes algunos problemas y errores típicos.

Por eso, en este post, te damos algunos consejos para tener en cuenta.

1 Acuerda un tiempo de respuesta

En comunicación asincrónica, no hay respuestas inmediatas. Por eso es importante acordar con tu equipo un tiempo para leer y responder mensajes; por ejemplo, 24 horas.

Esto ayuda a eliminar interrupciones innecesarias y da tiempo para pensar las respuestas. Además, promueve la autonomía, al hacer que nadie espere una respuesta para continuar con su trabajo.

Pero también presupone una cultura en la que los procesos están bien documentados y en la que todos pueden acceder a la información que necesitan.

2 Intenta no depender del email

El uso de emails como herramienta de comunicación promueve los silos, y el problema de los silos es que la información se queda en los silos.

Además, hacen que esa información sea difícil de recuperar, o que lleve más tiempo.

3 Limita el uso del chat

El chat es otra herramienta pensada para comunicarse de forma sincrónica, en la que también es difícil acceder a información importante. Por eso, un tip es usarlo solo para resolver dudas o problemas simples (del tipo ‘si o no’), o simplemente como la ‘zona del café’.

4 Evita las reuniones innecesarias

En contextos remotos es común tener más reuniones, ya que son una forma de sustituir las interacciones cara-a-cara. Pero las reuniones ocupan tiempo.

Por eso, antes de agendar una, un tip es preguntarte qué necesitas comunicar y por qué no puedes comunicarlo en un documento público. Y si no tienes una respuesta para la segunda pregunta, no programes la reunión, escribe el documento.

5 Incorpora el “deep work”

Deep work es el trabajo en el que puedes desconectarte para trabajar sin interrupciones. Un tip para hacerlo es bloquear los emails, chats y notificaciones que no sean urgentes.

Decide lo que realmente importa, lo que es urgente y lo que no; y sobre todo, antes de escribir, pregúntate si ese email no debería ser otro documento público y accesible para todos.

6 Promueve la transparencia

Independientemente de las herramientas que uses, en un equipo remoto la transparencia es clave. Todos los procesos deben estar documentados, y la información debe ser accesible para todos.

Por otro lado, todos deben ser parte de las conversaciones y estar al tanto de lo que sucede. Esto no solo ahorra horas de reuniones, también promueve la alineación entre los equipos.

7 Conecta al equipo

Uno de los desafíos del trabajo remoto es hacer que todos se sientan parte. Promueve las interacciones entre los miembros con diferentes iniciativas, haz que tu equipo se divierta. Recuerda que en equipos distribuidos no hay ‘coffee breaks’, debes crear estos espacios.

No importa si es un café virtual los viernes después del trabajo o un canal de Slack, lo que importa es que el equipo tenga un lugar para desconectar del trabajo, y conectar con otros miembros.

Interesado en saber más, haz click aquí

>